LA SELFIE DEL MES

ENVÍANOS TU SELFIE A TRAVÉS DEL CORREO CLUDESA1@GMAIL.COM Y SERÁS EL MAS FAMOSO ENTRE LOS CLUDESEROS

                   CONAN EL CHORIPANERO

En el mundo del fútbol escuchamos muchas veces comentarios como “Hemos tenido mala suerte en el segundo gol”,  ”Hoy tuvimos suerte” o “A ver si hoy tenemos más suerte” entre otras cosas. La palabra suerte la utilizamos como excusa o bálsamo de nuestra derrota, fracaso o no cubrir las expectativas, pero ¿Como podemos crear nuestra suerte en el fútbol o en la vida?

Enlace original foto: www.curiosidadesdelfutbol.wordpress.com

Enlace original foto: www.curiosidadesdelfutbol.wordpress.com

¿Existe la suerte en el fútbol? Primero tenemos que tener claro lo que es el concepto de suerte y diferenciar la suerte del azar y la suerte que nosotros creamos:

  • El azar existe y tiene la característica especial de que no depende de nosotros y está fuera de nuestra zona de influencia.
  • La suerte que nosotros creamos, si depende de nosotros y es producto de las decisiones que tomamos. Es la conjunción de todas las situaciones y condiciones necesarias para el éxito. Momento en que se reúnen todas las condiciones para triunfar,

La mayoría de las veces que nos hablan del concepto de buena suerte o mala suerte, debemos saber que no es la suerte del azar sino la que vamos construyendo con un trabajo continuado, innovando y con una serie de toma de decisiones que nos llevan a tener buena o mala suerte. 

La suerte favorece sólo a la mente preparada” Isaac Asimov

El éxito de un entrenador, de un jugador o un equipo de fútbol no es producto del azar sino de un trabajo duro, una preparación y esfuerzo para conseguirlo.

En definitiva para tener buena suerte hay que crearla y buscarla, sin embargo la “SUERTE DEL FÚTBOL “ la relacionamos con los penaltis a favor o en contra, los tiros en los postes, el arbitraje, si nos marcan el gol en el último minuto, en el que el jugador ha tenido un mal o buen día, el tiempo que hace para jugar el partido, las lesiones fortuitas, los cambios desacertados o mala estrategia del entrenador.

Cuando un equipo decide encerrarse y mantener la portería a cero, casi con toda probabilidad, el equipo contrario generará muchas ocasiones de gol, por lo que si juegas al borde del abismo, casi seguro que la pelota acabe cayendo en la red. Sin embargo solemos decir …… que mala suerte hemos tenido hoy. La mayoría de las veces en el fútbol gana el que se lo merece porque son capaces de aprovechar las oportunidades que se les presentan.

 ”Nuestra suerte no se halla fuera de nosotros, sino en nosotros mismos y en nuestra voluntad.” J. Robert Oppenheimer 

Hay una característica que distingue a las personas que tienen buena suerte de las que no la tienen. Las personas que tienen buena suerte son positivas, alegres, activas y seguras de su mismas y las que tienen mala suerte son negativas, victimistas, desconfiadas y no reconocen sus errores.

“Suerte es lo que sucede cuando la preparación y la oportunidad se encuentran y fusionan” Voltaire

Muchas veces pensamos que el éxito de determinados equipos, entrenadores o deportistas viene motivado, en parte, por la suerte que han tenido en determinadas finales, goles o circunstancias, pero en realidad detrás de estas personas o grupos que han conseguido llegar a lo más lejos hay una serie de factores comunes que se repiten en ellos. Te proponemos 10 claves para crear tu buena suerte en el fútbol o en la vida y además te aseguramos que si al menos llevas a la practica tres de ellas lo acabarás consiguiendo.

1.Buscar una meta u objetivo y enfocarnos en ella. ¿Porque nos enfocamos en lo que no queremos? Si nos enfocamos en lo que queremos conseguir más que en lo que no queremos las cosas nos irán mejor. Es mejor no temer, porque esto conlleva a bloquearte en un partido y estar más pendiente de no fallar en el pase que en hacerlo bien. Tenemos que actuar durante un partido lo más natural posible, sin tensiones acumuladas. Como decía Henry Ford “Los obstáculos son esas cosas que uno ve, cuando aparta los ojos de su meta”. Para eso viene bien ponerse metas a corto, medio o largo plazo y tenerlas siempre presentes. Las cosas no cambian si nosotros no hacemos algo para que cambien nuestras circunstancias.  En muchos equipos hay jugadores que dicen “No se puede” y se instalan en el conformismo y dejan que sean otros ,que si creen que se puede, que hagan las cosas y lo intenten. Si siempre tenemos los mismos fallos defensivos, debemos de cambiar algo para que esto no ocurra, tenemos que huir del conformismo porque nos acerca a la mediocridad. La situación en la que nos encontremos ahora mismo viene determinada por lo que elegimos en el pasado. La buena noticias es que en cualquier momento podemos crear nuestra buena suerte desde el AHORA.

2. Ser perseverante. Ese esfuerzo repetido y capacidad de esperar a la recompensa. Las cosas no se consiguen sin esfuerzo. Un equipo que marca muchos goles a balón parado es porque lo han trabajado mucho, no producto de su azar. Los ganadores nunca abandonan, los que abandonan nunca ganan. La clave para conseguir resultados es no dejar nada para mañana, esforzarse y tener paciencia y disciplina.

3. Aporta valor a tu equipo. Tienes dos opciones o sumar valor o restar valor. Un jugador solo no puede ganar un partido, pero entre todo el equipo si que puede ganar un partido, porque el éxito del equipo requiere de todos ¿Queremos ser parte del éxito del equipo? En un deporte de equipo no existe punto neutro porque solo me caben dos opciones: o sumo o resto. Si un delantero dijese en un partido determinado “Hoy voy a ser neutro y no voy a chutar a portería ni desmarcarme” no existiría esa neutralidad porque realmente lo que está haciendo es restar posibilidades de éxito a nuestro equipo. En todos los equipos nos encontramos jugadores que justifican su falta de compromiso con frases tipo: “Es que no me pasan, es que yo con este sistema no juego bien …….. ) porque en realidad no tienen una visión de equipo. Si formamos parte de un equipo nos tiene que quedar claro que sumamos o restamos posibilidades al grupo ¿Donde estamos en nuestro equipo de fútbol?.

4. La sorpresa como combustible extra. La sorpresa es una motivación tremenda por eso muchos entrenadores buscan sorprender a sus jugadores en momentos puntuales con alguna sesión o actividad diferente porque esto carga las pilas del equipo.

5. Vive el cambio. El éxito del pasado no te garantiza el éxito del futuro. Muchos jugadores se empeñan en estancarse en los éxitos o derrotas del pasado. Es muy común ver un jugador repitiendo lo bien que lo hacían el año anterior, con el entrenador que ya no esta o haciendo cosas que antes funcionaban y ahora no. Todo cambia y lo que antes ha funcionado en un equipo de fútbol, en un momento determinado no tiene porque funcionar ahora. El cambio comienza en cada individuo que componen el grupo y siempre es de dentro a fuera. Mientras no aceptamos el cambio estaremos poniendo resistencia a conseguir nuestra buena suerte.

6. Hay que tomar decisiones. El equipo que toma decisiones para superar sus errores, estará más cerca de los conseguir sus objetivos que otro que no lo haga. Puede ser que nos equivoquemos y tengamos que tomar otra decisión diferente, pero lo importante es que estamos actuando y no en plan contemplativo viendo como poco a poco nos vamos deteriorando como grupo. Como decía Edison “No fracasé, sólo descubrí 999 maneras de como no hacer una bombilla.” Detrás de un equipo de éxito hay muchas decisiones que le han llevado a conseguirlo.

7. Simplificar. Muchas veces el éxito esta en ideas simples. Algunas veces los entrenadores nos empeñamos en meter demasiados conceptos a nuestros jugadores y lo que hacemos es que las cosas no fluyan por exceso de contenidos. En determinadas ocasiones es mejor jugar fácil  que hacer cosas extremadamente difíciles.

8. Fijarse y aprender de los errores. Sino tenemos buena suerte será porque hacemos lo mismo de siempre. Hay que crear nuevas circunstancias. Si siempre nos marcan goles nada más salir al campo es que hay un problema de concentración, por lo que habrá que trabajarlo para que no nos vuelva a ocurrir.

9. Crean en su magia. Tenemos que darnos permiso para soñar.  Cuando un equipo dice “Es imposible que puntuemos aquí”, lanzamos un mensaje de que no se puede bajo ningún concepto. Si cambiamos solamente la palabra imposible por dificil, cambia completamente el mensaje, porque ya nos estamos dando más oportunidades en el sentido que es dificil pero con trabajo, esfuerzo y creer en nosotros podemos conseguirlo.

10. Ser generoso.  No buscar la suerte solamente en beneficio propio. El éxito de un buen equipo esta en enfocarse en que todos ganen. “Yo me puedo enfocar solamente en meter muchos goles para que me convoque la selección” pero eso quizá no nos hará ganar un partido.

Y tú, ¿Estás esperando a tener buena suerte con el azar o la está creando?

- See more at: http://futbolenpositivo.com/index.php/category/articulos-de-opinion/#sthash.EgGpLQxC.dpuf

10 claves para tener buena suerte en el fútbol

En el mundo del fútbol escuchamos muchas veces comentarios como “Hemos tenido mala suerte en el segundo gol”,  ”Hoy tuvimos suerte” o “A ver si hoy tenemos más suerte” entre otras cosas. La palabra suerte la utilizamos como excusa o bálsamo de nuestra derrota, fracaso o no cubrir las expectativas, pero ¿Como podemos crear nuestra suerte en el fútbol o en la vida?


¿Existe la suerte en el fútbol? Primero tenemos que tener claro lo que es el concepto de suerte y diferenciar la suerte del azar y la suerte que nosotros creamos:

El azar existe y tiene la característica especial de que no depende de nosotros y está fuera de nuestra zona de influencia.


La suerte que nosotros creamos, si depende de nosotros y es producto de las decisiones que tomamos. Es la conjunción de todas las situaciones y condiciones necesarias para el éxito. Momento en que se reúnen todas las condiciones para triunfar,

La mayoría de las veces que nos hablan del concepto de buena suerte o mala suerte, debemos saber que no es la suerte del azar sino la que vamos construyendo con un trabajo continuado, innovando y con una serie de toma de decisiones que nos llevan a tener buena o mala suerte.

La suerte favorece sólo a la mente preparada” Isaac Asimov

El éxito de un entrenador, de un jugador o un equipo de fútbol no es producto del azar sino de un trabajo duro, una preparación y esfuerzo para conseguirlo.

En definitiva para tener buena suerte hay que crearla y buscarla, sin embargo la “SUERTE DEL FÚTBOL “ la relacionamos con los penaltis a favor o en contra, los tiros en los postes, el arbitraje, si nos marcan el gol en el último minuto, en el que el jugador ha tenido un mal o buen día, el tiempo que hace para jugar el partido, las lesiones fortuitas, los cambios desacertados o mala estrategia del entrenador.

Cuando un equipo decide encerrarse y mantener la portería a cero, casi con toda probabilidad, el equipo contrario generará muchas ocasiones de gol, por lo que si juegas al borde del abismo, casi seguro que la pelota acabe cayendo en la red. Sin embargo solemos decir …… que mala suerte hemos tenido hoy. La mayoría de las veces en el fútbol gana el que se lo merece porque son capaces de aprovechar las oportunidades que se les presentan.

 ”Nuestra suerte no se halla fuera de nosotros, sino en nosotros mismos y en nuestra voluntad.” J. Robert Oppenheimer

Hay una característica que distingue a las personas que tienen buena suerte de las que no la tienen. Las personas que tienen buena suerte son positivas, alegres, activas y seguras de su mismas y las que tienen mala suerte son negativas, victimistas, desconfiadas y no reconocen sus errores.

“Suerte es lo que sucede cuando la preparación y la oportunidad se encuentran y fusionan” Voltaire

Muchas veces pensamos que el éxito de determinados equipos, entrenadores o deportistas viene motivado, en parte, por la suerte que han tenido en determinadas finales, goles o circunstancias, pero en realidad detrás de estas personas o grupos que han conseguido llegar a lo más lejos hay una serie de factores comunes que se repiten en ellos. Te proponemos 10 claves para crear tu buena suerte en el fútbol o en la vida y además te aseguramos que si al menos llevas a la practica tres de ellas lo acabarás consiguiendo.

1.Buscar una meta u objetivo y enfocarnos en ella. ¿Porque nos enfocamos en lo que no queremos? Si nos enfocamos en lo que queremos conseguir más que en lo que no queremos las cosas nos irán mejor. Es mejor no temer, porque esto conlleva a bloquearte en un partido y estar más pendiente de no fallar en el pase que en hacerlo bien. Tenemos que actuar durante un partido lo más natural posible, sin tensiones acumuladas. Como decía Henry Ford “Los obstáculos son esas cosas que uno ve, cuando aparta los ojos de su meta”. Para eso viene bien ponerse metas a corto, medio o largo plazo y tenerlas siempre presentes. Las cosas no cambian si nosotros no hacemos algo para que cambien nuestras circunstancias.  En muchos equipos hay jugadores que dicen “No se puede” y se instalan en el conformismo y dejan que sean otros ,que si creen que se puede, que hagan las cosas y lo intenten. Si siempre tenemos los mismos fallos defensivos, debemos de cambiar algo para que esto no ocurra, tenemos que huir del conformismo porque nos acerca a la mediocridad. La situación en la que nos encontremos ahora mismo viene determinada por lo que elegimos en el pasado. La buena noticias es que en cualquier momento podemos crear nuestra buena suerte desde el AHORA.

2. Ser perseverante. Ese esfuerzo repetido y capacidad de esperar a la recompensa. Las cosas no se consiguen sin esfuerzo. Un equipo que marca muchos goles a balón parado es porque lo han trabajado mucho, no producto de su azar. Los ganadores nunca abandonan, los que abandonan nunca ganan. La clave para conseguir resultados es no dejar nada para mañana, esforzarse y tener paciencia y disciplina.

3. Aporta valor a tu equipo. Tienes dos opciones o sumar valor o restar valor. Un jugador solo no puede ganar un partido, pero entre todo el equipo si que puede ganar un partido, porque el éxito del equipo requiere de todos ¿Queremos ser parte del éxito del equipo? En un deporte de equipo no existe punto neutro porque solo me caben dos opciones: o sumo o resto. Si un delantero dijese en un partido determinado “Hoy voy a ser neutro y no voy a chutar a portería ni desmarcarme” no existiría esa neutralidad porque realmente lo que está haciendo es restar posibilidades de éxito a nuestro equipo. En todos los equipos nos encontramos jugadores que justifican su falta de compromiso con frases tipo: “Es que no me pasan, es que yo con este sistema no juego bien …….. ) porque en realidad no tienen una visión de equipo. Si formamos parte de un equipo nos tiene que quedar claro que sumamos o restamos posibilidades al grupo ¿Donde estamos en nuestro equipo de fútbol?.

4. La sorpresa como combustible extra. La sorpresa es una motivación tremenda por eso muchos entrenadores buscan sorprender a sus jugadores en momentos puntuales con alguna sesión o actividad diferente porque esto carga las pilas del equipo.

5. Vive el cambio. El éxito del pasado no te garantiza el éxito del futuro. Muchos jugadores se empeñan en estancarse en los éxitos o derrotas del pasado. Es muy común ver un jugador repitiendo lo bien que lo hacían el año anterior, con el entrenador que ya no esta o haciendo cosas que antes funcionaban y ahora no. Todo cambia y lo que antes ha funcionado en un equipo de fútbol, en un momento determinado no tiene porque funcionar ahora. El cambio comienza en cada individuo que componen el grupo y siempre es de dentro a fuera. Mientras no aceptamos el cambio estaremos poniendo resistencia a conseguir nuestra buena suerte.

6. Hay que tomar decisiones. El equipo que toma decisiones para superar sus errores, estará más cerca de los conseguir sus objetivos que otro que no lo haga. Puede ser que nos equivoquemos y tengamos que tomar otra decisión diferente, pero lo importante es que estamos actuando y no en plan contemplativo viendo como poco a poco nos vamos deteriorando como grupo. Como decía Edison “No fracasé, sólo descubrí 999 maneras de como no hacer una bombilla.” Detrás de un equipo de éxito hay muchas decisiones que le han llevado a conseguirlo.

7. Simplificar. Muchas veces el éxito esta en ideas simples. Algunas veces los entrenadores nos empeñamos en meter demasiados conceptos a nuestros jugadores y lo que hacemos es que las cosas no fluyan por exceso de contenidos. En determinadas ocasiones es mejor jugar fácil  que hacer cosas extremadamente difíciles.

8. Fijarse y aprender de los errores. Sino tenemos buena suerte será porque hacemos lo mismo de siempre. Hay que crear nuevas circunstancias. Si siempre nos marcan goles nada más salir al campo es que hay un problema de concentración, por lo que habrá que trabajarlo para que no nos vuelva a ocurrir.

9. Crean en su magia. Tenemos que darnos permiso para soñar.  Cuando un equipo dice “Es imposible que puntuemos aquí”, lanzamos un mensaje de que no se puede bajo ningún concepto. Si cambiamos solamente la palabra imposible por dificil, cambia completamente el mensaje, porque ya nos estamos dando más oportunidades en el sentido que es dificil pero con trabajo, esfuerzo y creer en nosotros podemos conseguirlo.

10. Ser generoso.  No buscar la suerte solamente en beneficio propio. El éxito de un buen equipo esta en enfocarse en que todos ganen. “Yo me puedo enfocar solamente en meter muchos goles para que me convoque la selección” pero eso quizá no nos hará ganar un partido.

Y tú, ¿Estás esperando a tener buena suerte con el azar o la está creando?


Fuente: futbolenpositivo Francis Luque

Francis Luque 

INCREMENTOAL MONTO DE LA CUOTA MENSUAL :

 

PADRES REPRESENTANTES Y EX ALUMNOS.     Bs. 280

 

INVITADOS                                                      Bs. 300

 

INSCRIPCIÓN                                                  Bs. 1.500 (INCLUYE EL PRIMER MES)

 

UNIFORME DE ENTRENAMIENTOS                    Bs. 500

 

CANCELA TUS MENSUALIDADES COMODAMENTE POR TRANSFERENCIA ELECTRONICA AL BANCO EXTERIOR...Y DISFRUTA DE TUS ENTRENAMIENTOS!...GRACIAS!

INFORMAMOS A TODOS LOS MIEMBROS DE CLUDESA QUE PARA MAYOR COMODIDAD PUEDEN REALIZAR SUS PAGOS EN DEPOSITO O TRANSFERENCIA EN EL BANCO EXTERIOR AL SIGUIENTE NÚMERO DE CUENTA.

 

Cuenta Corriente No.: 0115 0086 2910 0153 6544

 

A NOMBRE DE: CLUDESA  RIF J-31335861-4

Reglamento Disciplinario